Christopher Knight en una imagen difundida por la policí­a

Christopher Knight en una imagen difundida por la policí­a

El accidente nuclear de Chernóbil (Ucrania), en 1986, es el último suceso público que recuerda. Llevaba viviendo como un ermitaño 27 años y se mantení­a robando alimentos en los campos de cultivo aledaños. Después de casi tres décadas eludiendo la justicia y la humanidad, la policí­a lo ha detenido este jueves.

Cristopher Knight, de 47 años, no tení­a contacto con otros humanos desde que se instaló en una tienda de campaña cerca de un estanque a las afueras de Rome (a unos 30 kilómetros de la capital del Estado de Maine), según declaró la policí­a. Los agentes lo han sorprendido esta madrugada en pleno hurto y lo han trasladado a la cárcel del condado de Kennebec.

“Todo lo que poseí­a excepto sus gafas era robado”, ha declarado Stephen McCausland, portavoz de la policí­a del Estado de Maine. í‰l mismo ha confesado haber entrado en más de 50 propiedades privadas para hacerse con comida, ropa, tanques de propano y otras necesidades básicas.

 

La cabaña del ermitaño en una imagen difundida por la policí­a

La cabaña del ermitaño en una imagen difundida por la policí­a

Kinght ha dicho a los agentes que lo han arrestado que solo ha hablado con una persona -un excursionista solitario- desde su retirada a los bosques. Ha sobrevivido a duros inviernos, con temperaturas bajo del cero, durmiendo arropado por múltiples sacos de dormir dentro de una tienda cubierta por un toldo.

Aparecí­a impoluto y muy bien afeitado en las fotografí­as que la policí­a tení­a de él en su archivo. En otras imágenes difundidas hoy por los agentes aparece ataviado con una gorra y una chaqueta y cargado con una gran bolsa de plástico robando en el interior de una cámara frigorí­fica.

Se habí­a construido un gran campamento dentro del bosque, con una tienda de campaña minuciosamente atada a los árboles que la rodean. Entre otras medidas para pasar desapercibido, habí­a pintado cubos de basura de colores de camuflaje, según ha declarado la policí­a.

McCausland ha explicado que Knight no les ha explicado la razón por la que se escapó al bosque. El accidente de Chernóbil fue el último gran evento que recuerda, según su declaración a la policí­a pero, según los agentes, el accidente nuclear no impulsó su decisión. Knight ha sido imputado, de momento, por allanamiento de morada, aunque seguramente recibirá otros cargos. En total, es sospechoso de unos 1.000 robos en 27 años.