El suceso sucedió en China, donde parece ser miembros de dos familias se enzarzan en una pelea en la cual se encontraba un bebé mirando atónito el percal que tenía delante.

A continuación, uno de los adultos que escapó de la trifulca, un tal Cheng Wang, no se le ocurre otra cosa que coger al bebé y tirarlo  por los aires.

El bebé sufrió múltiples fracturas y fue llevado al hospital. Al principio los médicos temían por su vida, pero más tarde fue declarado fuera de peligro.

Este sería “El padre del año”, vamos…