Ideas de bares y restaurantes de lo más extravagantes hemos podido ver en todo el planeta, pero la política que acaban de inaugurar en un bar-cafetería suizo, no lo hay aún en ningún otro lugar del mundo. Teníamos Amsterdam y Tailandia como los principales destino del turismo sexual. Ahora Suiza toma un nuevo papel en este sentido con una idea tomada de algunos restaurantes tailandeses.

Suiza, ese país externo a la Unión Europea que comparte territorio pero no moneda ni políticas de tránsito. Tan poco tienen de europeos, que se saltan las normas a la tolera. En la ciudad suiza de Ginebra, la prostitución es legal, siempre y cuando las señoritas tengan todo en regla en el momento de ejercer su profesión. Pero una cafetería del centro, Café Lattio, ahora ofrece un servicio extra a sus clientes: una felación in situ. El dueño afirma que todo acaba en 10 minutos.

Tomar un café nunca fue tan caro. En Suiza los precios de las consumiciones van acorde al salario mínimo interprofesional, que allí se va por las nubes. Por ello, un café te puede costar 6 euros perfectamente. Los clientes pueden beneficiarse de un trabajito oral por parte de la camarera que más aprecien por un módico precio de 50 euros (60 francos suizos o 42 libras esterlinas). Y sumados a los 6 euros del cafetito, el día puede comenzar de un modo más que alegre. Las mujeres ya se están quejando de su trato desfavorable, pero pronto se podrán beneficiar ellas también de un buen macho que almuerce mejillones y ostras.

VN:F [1.9.22_1171]
PUNTUA ESTA NOTICIA!
Votaciones: 0.0/10 (0 votos)


Facebooktwittergoogle_plus