Luke Brett Moore tenía 22 años cuando recibió una cuantiosa suma de dinero en su cuenta


El joven Luke Brett Moore acababa de perder su empleo cuando descubrió que su banco erróneamente le había autorizado un crédito ilimitado. “Me di cuenta de que tenía acceso a una suma de dinero extraordinariamente grande”. Era 2010 y él tenía 22 años. Ahora, ha explicado en una entrevista a BBC Mundo cómo ocurrió todo.

Tras un mes en el paro, el australiano estaba preocupado por si no podía pagar su hipoteca. Sin embargo, después del “milagro”, como lo califica él empezó a cambiar esa derrotista perspectiva. Lejos de alertar sobre la equivocación, Luke optó por gastar todo el dinero sin cesar. Concretamente invirtió la cuantiosa suma en “clubs de strippers, mujeres, alcohol y cocaína”, según ha confesado. “Reconozco que no destiné ni un dólar a mi hipoteca”, ha asegurado.

“Me acababa de recuperar del accidente y estaba desempleado por primera vez desde los 14 años. Había terminado mi relación con mi novia de colegio y buscaba de alguna manera empezar de nuevo en algún otro lugar. Así que me mudé a la Costa Dorada. Volé a Surfer’s Paradise (un centro turístico en la costa occidental de Australia) para unas vacaciones de una semana. Me gustó y terminé quedándome”.

El nuevo rico también se compró un coche, y optó por un Alfa Romeo 156 “que resultó ser de muy mala calidad”. Después se compró un Hyndai Veloster, pero “sólo para conducirlo hasta Sidney para adquirir un Maserati”.

Fin del sueño

Dos años después, mientras estaba en casa con su madre, fue detenido y finalmente se le acusó de beneficiarse económicamente de manera fraudulenta. Tras pasar seis meses en prisión, el juez decretó libertad bajo fianza.

Luke se ha mostrado activo durante este tiempo a través de redes sociales con la intención de “demostrar su inocencia”. Pese a lo ocurrido y los errores cometidos, el joven asegura que “no lo volvería a hacer”. “No esperaba que cada vez que le solicitaba un préstamo me dieran el dinero, pero lo hacía. Yo simplemente caí en la tampa”.